jueves, 14 de febrero de 2013

Al consumismo con consciencia.

Siendo que tantas fechas de diferentes calendarios han sido válidas para un solo motivo, el consumo, hemos pensado una forma de contrarrestar el efecto de éste, muchas veces nocivo, de la única manera posible.Con consciencia.

Resulta difícil para alguien que fue educado civilizadamente, con modos y costumbres diplomáticas, incursionar en la desafiante idea de no regalar diferentes artículos por diferentes motivos a diferentes personas.

Estos regalos, suelen ser vistosos, atractivos, coloridos y de una inutilidad asombrosa.
Pero lo que nos ocupa en este caso es disminuir la compra de artículos que, aunque brinden alguna utilidad, ésta no justifica el daño que causan en la salud humana y ambiental, como lo hacen, entre otros, la mayoría de los juguetes para niños.
Por esto, pensamos que sería una buena idea formular una lista de regalos-inversiones, la cual no entraría en discordia con los usos y costumbres de muchas personas ni tampoco con la salud de nadie, sino que al contrario, mejoraría en algo el ambiente en el que vivimos.

Se pueden usar los obsequios como un arma para contrarrestar la basura generada los días festivos.

Aquí una pequeña lista de ejemplos de presentes:

Regalos ecológicos:
  • Lámparas de LEDs que reemplacen las clásicas lámparas de mercurio.
  • Utensilios de cocina de barro, vidrio, acero inoxidable o cerámica (Nota sobre Utensilios de cocina).
  • Cocinas y/o termotanques solares.
  • Filtros de agua.
  • Ionizadores.
  • Árboles y plantas.
  • Libros-manuales informativos/instructivos con técnicas que mejoren el ambiente y/o la salud.
  • Animales domésticos adoptados.
  • Comida natural y/o saludable: aceites (oliva, sésamo, chía, lino, uva, etc.) semillas, frutos secos, condimentos, hierbas para infusión, sal de roca. Éste último es un buen regalo para las fiestas puede entregarse en forma de bolsón.
Regalos saludables:
  • Sesiones de masajes, reflexologia, Reiki, o musicoterapia.
  • Viajes.
  • Entradas a eventos artísticos.
  • Amoblamientos ergonómicos.
  • Obras de arte.
  • Con creatividad propia o ajena, hacer una composición dedicada. Un escrito, música, escultura, arreglo, pintura, etc.
  • Fragancias, sales de baño, aceites esenciales, etc.
Regalos espirituales:
  • Gratitud.
  • Paz.
  • Alegría.
  • Una oración-intención-bendición.
  • Abrazo.
  • Silencio.
Intensamente dedicados a quienes sentimos queremos darlos, en presencia o no.

Cosas a evitar:
  • Envoltorios, ornamentaciones innecesarias y bolsas plásticas, incluso las "ecológicas".
  • Objetos plásticos, ruidosos, adornos inútiles, juguetes con baterías.
  • Regalar aparatos tecnológicos (celulares, tablets, etc) a niños.
  • Bebidas alcohólicas, gaseosas o endulzadas (Efecto del azúcar y endulzantes).
  • Objetos que generen gastos y/o trabajo extra.
Método:
  • Reunir varias personas para hacer regalos, así se pueden regalar cosas más costosas y generalmente de más utilidad que muchas pequeñas cosas baratas.
  • Atender a qué cosas necesita el destinatario y tratar de cubrir esa necesidad.
  • Evaluar con sentido común qué generará lo regalado.

Por supuesto que ConSumaSalud, sugiere por sobre todo, animarse a trasgredir las reglas dominantes y dejar de seguir la autómata costumbre de regalar por motivos fundados y/o comerciales.

Despertar los sentimientos que llevan a un trasparente y espontáneo proceder, que nos permita presentarnos en un lugar con las manos vacías, porque sabemos reconocer en nosotros mismos una valiosa presencia.

Y si nace regalar algo a alguien, que sea por el impulso sentido y auténtico, no forzado y/o planeado.

Salud

No hay comentarios:

Publicar un comentario